sábado, 1 de agosto de 2015

TFG de simulación por ordenador

El miércoles 15 de Julio defendí, frente a un tribunal de 3 profesores, mi Trabajo de Fin de Grado (TFG). Con la nueva normativa europea, ahora es necesario en todas las carreras (ahora llamadas “grados”), al terminarlas, presentar un trabajo sobre algún tema de la carrera. El mío, en el que obtuve una Matrícula de Honor, se puede leer aquí.

De lo que más me ha llamado la atención en la carrera es la posibilidad de extraer modelos matemáticos de situaciones reales, con la posibilidad de predecir los posibles resultados de una determinada situación física a partir de simulaciones con el ordenador.

¿Por qué con el ordenador? ¿Qué lo hace especial? Pues, básicamente, porque la mayoría de los problemas físicos no tienen una solución analítica. Es decir, que no se puede sacar una solución exacta con un lápiz y un papel, como es el caso de los problemas de meteorología o de aerodinámica (en general, fluidos). Por lo tanto, los métodos que se usan para hallar las soluciones son aproximados, no exactos.

Pero se puede estudiar cómo de aproximados son. Es decir, cuál es la exactitud del método. Y de eso va mi TFG. Simplifico unas ecuaciones para líquidos y gases muy generales, llamadas ecuaciones de Navier-Stokes, y la particularizo para el caso de que la profundidad de la masa de agua a estudiar sea menor que la extensión. Así, obtengo las llamadas ecuaciones de aguas someras o de shallow water. Por ejemplo, se pueden aplicar para el estudio de ríos.


El estudio lo he realizado mostrando un corte transversal al río. Entonces, se ve la distancia en el eje X y la altura en el eje Z. Podría extenderme en cómo se calculan las soluciones, y en las propiedades que tienen, pero eso está discutido en el trabajo, de apenas 50 páginas.

Creo que, lo más interesante y gráfico, es el salto hidráulico. Un salto hidráulico ocurre cuando un fluido (en este caso, el agua) fluye a altas velocidades y pasa a una zona con velocidades menores. Entonces, el agua se frena bruscamente y asciende abruptamente.

Se suele dar cuando el fondo baja bruscamente, y eso se muestra en uno de los tests que he modelado



Aquí se puede ver el vídeo del test:




El resto del trabajo se puede leer aquí. El resto de vídeos (de caracter más técnico que el presentado aquí arriba) se puede ver aquí.

viernes, 24 de julio de 2015

Ya que nos ponemos traje, vamos a echarnos fotos

Parece que ese es el Leitmotiv imperante en una graduación universitaria. Si ya saben como me pongo, pa que me invitaaaan...








Sin embargo, mi favorita es esta.



Pide chopeos, y los tuvo. Qué máquina es mi amigo Rafa Carmona (el que sale también en la foto):




Me han gustado tela. Igual alguna la pongo de cabecera del blog.

martes, 21 de julio de 2015

Ya soy Físico

Tras la tensión de las últimas semanas en las que sólo una exposición me separaba del ansiado final que, 4 años con ansia e incertidumbre esperaba, finalmente lo he conseguido. Ya soy Graduado en Física Físico.



Después de todo lo pasado, es una sensación agridulce. Terminé lo que hace cuatro años empecé, y lo que siempre, desde que leía a Asimov, quería ser. Físico. Y las experiencias de estos 4 años me han llevado a donde estoy ahora.

No es que sea el Carlos de ahora sea bueno o malo; mejor, o peor que hace casi medio lustro. Simplemente, soy diferente. Tratar con gente nueva, para quien eres una carta de una baraja, con forma pero sin fondo, siempre es extraño. Te das a conocer sin la pesada carga de la experiencia, sin ese lastre que condiciona las relaciones que tienes con los demás. La universidad puede servirte como una tabla rasa para cambiar. Y para descubrir a gente que piensa diferente.

La universidad es un lugar donde te exigen, sin estar detrás de ti; te dan nuevas oportunidades, y es tu decisión tomarlas o no. La universidad te cambia si tú quieres ser cambiado. Quien pasa por la universidad, tiene que mejorar sus planificaciones para estudiar, sí, pero poco más te obligan a hacer. Puedes aprobar, incluso sacando buena nota, sin mirar más allá de los apuntes que te dan. Sin salir del pasillo contiguo a la habitación donde das clase y tomas apuntes.

Se puede llevar y aprobar una carrera al margen de las actividades propias de la universidad. Pero eso marca la diferencia entre vivir y sobrevivir.

El próximo curso, otra universidad distinta. Es lo que tiene Bolonia: sin un máster, la mayoría de puertas están cerradas. Espero que me salga, por lo menos, la mitad de bien que en la UCO. Y que esté con gente tan comprensiva (alumnos y profesores) como lo he estado aquí en Córdoba.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...