viernes, 5 de septiembre de 2014

Unos segundos de poder



El ejército enemigo se dirige hacia nosotros. Cojo la granada de mi chaleco y le quito la anilla. Amago lanzarla, pero el solo hecho de tenerla en la mano, de poseer el don de dar la muerte, de poder elegir quien vive, me hace tentar la suerte. Finalmente, estalla.

Imagen de The U.S. Army amparada en Creative Commons

1 comentario:

  1. Supongo que habrás escrito este relato con la mano izquierda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...