miércoles, 11 de julio de 2012

Apocalipsis Z, los nervios a flor de piel

Un compañero de la carrera me lo insistió (mucho) este curso todo el tiempo. Que me iba a gustar. Pero yo le respondía con que, antes, me había "comprometido" a leer El Juego de Ender, y un ensayo sobre la legalización de la droga (sí, yo tampoco me veía leyéndolo hace unos años, pero no pasa nada por leer, ¿no?). Pero al final llegaron las vacaciones, y hubo momento para ello.


Apocalipsis Z es un libro, de narración epistolar, que narra las aventuras (o, más bien, desventuras) de un abogado gallego que vive en una urbanización, alejado de la ciudad. Al comienzo de la historia, ocurre un "incidente" médico que desata una pandemia Zombie (de ahí la Z del título). Pronto, tendrá que abandonar su urbanización, y huir buscando víveres y, a poder ser, humanos (si quedan).

La historia es, dentro de lo que cabe, tremendamente realista y detallista, ni hablar de las películas Zombies como REC y sus secuelas. El libro me sumió en un estado de tensión mayor, si cabe, que El juego de Ender. Si en este último presentaba un escenario protagonista versus todos los demás personajes, aquí la soledad y la falta de conversación serán sus mejores aliados, mucho más que los No Muertos que pueblan las calles desoladas de España.

Cuando escribo "realista" es porque el autor, Manuel Loureiro, parece haberse tomado a conciencia todas las posibles circunstancias que pueden salir mal en un apocalipsis zombie. Pese a que el protagonista tarde o temprano encuentra un arma de fuego, su utilización es limitada: disparar puede llamar la atención de más no muertos, que irán a perseguirlo. De ahí la atmósfera de estrés y soledad, en la que los personajes necesitan hacer el menor ruido posible y estar poco tiempo en mismo lugar.

Está pensado estrenar una película, siendo el director David Alonso

1 comentario:

  1. Tiene buena pinta, habrá que mirarse aunque sea la peli cuando salga

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...